criterio.hn: Niñez hondureña lanzada a su suerte en peligrosa ruta hacia Estados Unidos.

Criterio.hn

Los niños desconocen la ruta migratoria, pero se ven obligados a dejar la tierra que los vio nacer para reencontrarse con familiares, porque huyen de la pobreza y la delincuencia y otros simplemente no encontraron las oportunidades que merecían.

Itsmania Platero, defensora de derechos humanos, comentó a Criterio.hn que los niños realmente no van solos, pues en el camino son encontrados por criminales, gente que les ofrece dinero y los engañan con la promesa de suplir sus necesidades.

En una de las últimas caravanas que llegó a México, fue identificado por las autoridades de ese país un niño hondureño procedente del departamento de Yoro, quien fue auxiliado en Tapachula, increíblemente nadie conocía su caso y nadie preguntaba por él.

Debido a que son menores de edad, estos son utilizados como escudo por personas desconocidas que intentan ingresar a Estados Unidos u obtener asilo en México. Muchos niños también sufren abuso sexual y otros son sometidos a la esclavitud y la servidumbre.

Platero señaló que resulta más peligroso cruzar México que lograr ingresar a Estados Unidos, debido a las bandas criminales, la inclemencia del tiempo, el maltrato y la discriminación.

Al llegar a la frontera lo primero que llama la atención son las numerosas carpas que los migrantes utilizan para tener un poco de resguardo, ahí esperan en precarias condiciones por asilo o ser ayudados de alguna forma.

NIÑOS MIGRANTES AUMENTAN CADA AÑO

El escritor, investigador y especialista en temas de migración, Vladimir Recinos, destacó que, de la población migrante hondureña, las niñas y los niños son el sector más vulnerable y que más sufre, ante la falta de consideración y garantía de su derecho a no migrar.

Expuestos a su suerte, los infantes son los más indefensos y, a la vez, los más vulnerados por el Estado de Honduras. Muchos emigran no acompañados y otros en compañía de un pariente o de terceras personas (guías o coyotes) que los conducen al norte, de forma irregular y sin documentos, con la intención de buscarles un reencuentro familiar, oportunidades y una esperanza de progreso.

Recinos dijo a Criterio.hn que una gran parte de los infantes en el camino poco a poco va perdiendo su inocencia y dignidad. Los niños corren el riesgo de ser reclutados y obligados a servir como mulas, teniendo que cargar y pasar drogas, mientras que las niñas pueden llegar a ser esclavizadas sexualmente.

Justo en este momento, hay niños que están siendo abusados, otros pueden perder una o las dos piernas bajo las ruedas de un tren y quedar lisiados de por vida y, otros, mueren o desaparecen. Son muy pocos los niños que llegan a su destino final para reencontrarse con sus familiares.

Desde 2014 hasta 2020 han aumentado las detenciones de infantes hondureños no acompañados por las autoridades migratorias. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos presta mucha atención a los infantes migrantes y ha hecho pública su preocupación por el aumento de niños indocumentados no acompañados y acompañados a través de México.

Lea también: Más de 24 mil migrantes en tránsito han ingresado a Honduras entre enero y abril de 2022
Según registros del DHS compartidos por Recinos, 13 mil 6 infantes hondureños no acompañados fueron detenidos en 2016 (desde octubre de 2015 a junio de 2016). Mientras que las estadísticas del INM revelan que en territorio mexicano fueron detenidos 11 mil 464 menores de Honduras en 2016.

Sin embargo, recuentos más recientes del INM con respecto a detención de menores hondureños indican que durante los últimos años el flujo ha ido creciendo considerablemente de la forma siguiente: 5 mil 552 en 2017, 12 mil 456 en 2018 y 25 mil 442 en 2019, aunque para el 2020 se reporta una baja de 4 mil 669 infantes detenidos cuando transitaban por México. Este descenso se debe a la emergencia de salud por la pandemia del sars-cov-2, más que a políticas públicas del país de origen encaminadas a atender esa emigración de menores.

HONDUREÑOS APROVECHAN AMNISTÍA MIGRATORIA

Datos sobre migración irregular compartidos por el Instituto Nacional de Migración (INM) indican que, hasta el seis de abril de 2022, 16,214 personas de diferentes nacionalidades han llegado a Honduras. De estos, el 55.5% son hombres, el 29.83% son mujeres, el 8.03% son niños y el 7.09% son niñas.

A esa cantidad de extranjeros se han adherido personas hondureñas que planean dejar el país en grupo, sumando más de 20 mil personas en total, la que podrían abandonar Honduras a finales de mayo.

Los extranjeros estuvieron varados, algunos por años, en distintas zonas de Honduras, como Choluteca o en la ciudad de Danlí, departamento de El Paraíso donde están ubicadas oficinas del INM.

La defensora de derechos humanos comenta que le ha tocado mediar junto a cónsules y voluntarios de la Naciones Unidas para conseguir un refugio para los migrantes y retornarlos a Honduras.

Respecto al aumento de los niños migrantes, expresó que podría deberse a las políticas del Estado cuya orientación no es la seguridad jurídica de la población, el recrudecimiento de la pobreza, huir del reclutamiento forzoso del crimen y la crisis postraumática de la pandemia covid.

Se trata de niños que no están viviendo una infancia agradable, de aprendizaje, con oportunidades, sino todo lo contrario. Cuando los niños salen de su país sufren experiencias que quizás jamás puedan olvidar.

“Aquí en Honduras no hay realmente a quien le interese la niñez, todos hablamos de cifras, del sufrimiento, pero son víctimas abusos constantes, maltrato, mendicidad y consumo de drogas”, expresó Platero.

Ante todo, lo más terrible es que los casos de esos niños no son investigados para desmantelar esas redes de tráfico de niños que los utilizan y los ultrajan de distintas formas, puesto que las entidades hondureñas no llevan ese conteo ni conocen el número exacto de esos niños.

Platero señaló que cada día entre 900 a mil personas salen por la frontera de Corinto entre Honduras y Guatemala, entre ellos están los niños y niñas, situación que refleja la crisis migratoria que vive Honduras. Además, Fundación Eléutera señala que por hora unos 27 hondureños salen de manera irregular.

Recientemente, una nueva caravana está a punto de salir de Honduras, más de 20 mil personas entre extranjeros y hondureños con la única expectativa de llegar a sus países de destino, en especial a Estados Unidos.

Esta fuerte cantidad de migrantes se conforma de cubanos, haitianos, venezolanos, personas de diferentes partes de África y hondureños que están aprovechando la amnistía migratoria otorgada por el gobierno hace algunas semanas.

A inicios de mayo, el Congreso Nacional aprobó por unanimidad de votos la amnistía migratoria que durará 90 días, para suspender el cobro hasta 800 dólares que hace el Instituto Nacional de Migración (INM) a los ciudadanos extranjeros que cruzan el país de manera irregular.

Criterio.hn intentó comunicarse con el director ejecutivo del Instituto Nacional de Migración, Allan Alvarenga, para realizarle diversas consultas sobre el importante tema de la migración, pero no obtuvimos respuesta.

Enlace: https://criterio.hn/ninez-hondurena-lanzada-a-su-suerte-en-peligrosa-ruta-hacia-estados-unidos/